martes, 2 de junio de 2009

Mi vecino me molesta o yo molesto al vecino...

¿Quién no ha tenido nunca un vecino escandaloso que hace ruido a todas horas? O, poniéndonos en el caso contrario, ¿Quién no ha tenido nunca un vecino cascarrabias que se queja por todo? Lamentablemente, las malas relaciones entre vecinos son más que frecuentes y todos alguna vez hemos tenido algún rifirrafe que otro con “esta gente tan rara”.

Desde que tenía 17 años he vivido fuera de casa y he podido tener la suerte de cambiar casi anualmente de residencia e, incluso, de país, por lo que he tenido varias experiencias desafortunadas con vecinos. Sin embargo desde que llegué a Tenerife he vivido ya en 3 pisos distintos (dónde me llegará el borrador de la declaración…) y ahora no soy yo la que tiene problemas con los vecinos, sino mis amigas. Sí, las pobres de ellas que ya están hipotecadas y lo suyo ya no tiene solución (la tiene, pero difícil).

El propósito de este blog es contar con humor estas anécdotas que normalmente nos llevan a sufrir “sofocones”. Por eso, invito a mis lectores a contar sus propias experiencias y con ello espero que todos, hasta los vecinos, podamos pasar un buen rato.



Os dejo con esta noticia, publicada el 24 de abril de 2008 en la web noticias locas. No sabemos si no irnos nunca a vivir a Astrakhan o si irnos pero a hacer negocios siguiendo las costumbres locales...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada